En centros educativos donde se imparten distintos ciclos y niveles de enseñanza se hace cada vez más necesario la instalación de un Sistema de Control de Acceso. Todos satisfechos: padres, educadores, personal del centro y especiálmente los alumnos de bachillerato que podrán entrar y salir cuando no tengan clases sin necesidad de solicitar apertura de puertas a los conserjes.